Siempre se dice que lo fácil suele ser lo más sencillo. Un contrato de trabajo puede ser el peor documento de una empresa o lo más fácil del mundo si te asesoras debidamente. Las necesidades que puede tener una empresa en ocasiones se alejan de la realidad y muchas veces contratar puede ser más sencillo

Leer más…