Our Blog

Como cada arranque de la temporada estival la actividad de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social incrementa sus visitas a empresas que inician las aperturas de los establecimientos vinculados al sector turístico de forma directa o indirecta.

Con la Semana Santa se han iniciado las visitas a empresas de nueva creación que han iniciado su apertura al público o en aquellos negocios que tras el cierre invernal, y en algunos casos, después de reformas, retoman su actividad de negocio. El riesgo de estos días se encuentra muchas veces en el descuido o falta de conciencia de los pequeños empresarios que por lo general por la falta de tiempo en gestionar tareas propias de su negocio descuida o deja en un segundo plano estas obligaciones, a pesar de conocer en algunos casos los riesgos que supone. En los medianos y grandes empresarios el descuido en comunicar el alta en el régimen correspondiente viene provocado por una mala gestión del departamento de personal que permite que un trabajador inicie su actividad profesional sin que la empresa comunique su alta a la Tesorería General de la Seguridad Social.

Por lo general podemos delimitar de forma clara la actuación inspectora: una por denuncia de un tercero – denuncia anónima – y otra por visita rutinaria en la zona de trabajo asignada a los Inspectores y Subinspectores. En el caso de la actividad desempeñada por los Subinspectores de Trabajo generalmente su tarea se focaliza en supervisar que los trabajadores autónomos y por cuenta ajena, se encuentren de alta en el régimen correspondiente a fin de cumplir con sus obligaciones en materia de afiliación y cotización.

Os recordamos las principales infracciones y consiguientes sanciones en las que suelen incurrir los empresarios:

1.-La falta de alta o afiliación en el régimen de la seguridad social correspondiente, desde un mínimo de 3.126 €

2.- El fraude de prestaciones, bien con prestaciones o subsidio por desempleo o por percibir pensiones que sean incompatibles con el trabajo, sin dar de alta en la seguridad social, desde un mínimo de 10.001 €.

3.- Contratación de trabajadores extracomunitarios en situación irregular y sin permiso de trabajo en vigor y con el encuadramiento correcto; desde un mínimo de 10.001 €.

Esperemos que la Inspección de Trabajo pueda realizar su trabajo correctamente pero a su vez los empresarios se formen e informen adecuadamente con profesionales cualificados para evitar sanciones en cualquier caso fáciles de evitar con una buena planificación.

Si lo encuentras interesante, compartelo!!

    Qué te parece lo publicado?